lunes, 2 de enero de 2012

2012

Si hay un año para olvidar es el pasado.

Si hay un año para la esperanza es éste que comienza.

No hubo absolutamente nada bueno en el 2011, aunque algunas personas intentaran, con la mejor de sus intenciones, hacerme más fácil lo imposible.

Con mi gente tengo suerte, pero eso ya lo sabía; no era preciso pasar por lo que he pasado para darme cuenta de que tengo buenos amigos y de que hay mucha gente a la que les importo.

Y ahora qué? Pues a seguir, no queda otra. Con la espada amenazando día tras día mi pobre cabeza pero también, si es que se puede, si es que me dejan, más dispuesta que nunca a que los sueños no se queden sólo en sueños.

Antes yo solía decir Feliz Vida, pues eso.

18 comentarios:

Desconcierto dijo...

Feliz Vida Carmen...

un beso

Faro dijo...

Maldito 2011, tan sinuoso como traidor, tarjeta roja para él. Pero ya se fue, ya está otra vez amaneciendo enero después de ese feliz vida que yo te dije a las doce de la noche sin palabras mientras la musa de los banqueros se cambiaba febrilmente de vestido y tú mirabas probablemente Madrid como se mira a la memoria más amante. Ya está aquí un año niño que irá creciendo como todos los hijos de los hombres y se enamorará de ti (como todos los hijos de los hombres, aunque tú no lo sepas). ¿Quién que te conozca podría hacerte daño? El 2012 es de buena tierra y tiene un no sé qué, como todos los bisiestos: será tan puro que darás las gracias por haber nacido. Verás cómo acierto, un corazón no se equivoca nunca dos veces.
Un beso.

Ana Clavero dijo...

Te quiero. Feliz Vida, Feliz Bisiesto. Te debo un libro, no me he olvidado, pero me falta tiempo hasta para "arrascarme".

Besazos

estrella dijo...

Hola Carmen!!!

Feliz Vida,cariño y a por tus sueños...no los dejes olvidados,hazlos realidad!!

Un abrazo!!

Nebroa dijo...

El ser humano es el único ingenuo que cree siete mil veces en los mismos sueños. Y oye, mola.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Mientras la rebeldía siga en ti,queda mucho por verte i oírte todavía.

Un fuerte abrazo
Marian

Mª Soledad dijo...

Aunque no te muevas, el mundo se mueve por ti y te pondrá en tu sitio. Hay vidas que están ya escritas, pero la tuya está aún por escribir y yo sólo puedo pensar en la morena maravillosa que conocí en una noche madrileña regada con mojitos, y si algo sé, es que se repetirá. Te pienso siempre. Besos y a por el 2012

Araceli dijo...

Hay años que merecen ser borrados del calendario. Para mí también ha sido malo, aunque nada que ver con el dolor tuyo, real,de agujas... Tomé una decisión equivocada,sin marcha atrás y no hay día que no me arrepienta. En fin, la vida sigue y Marruecos es un país precioso y si la visita se hace con buena compañía, doblemente hermoso.

Carmen dijo...

Feliz vida, Antonio,y perdona el retraso, a veces me da cierta "cosa" entrar aquí, en mi propia casa, más desértica y silenciosa que nunca si no fuera por vosotros.

Un beso grande.

Carmen dijo...

Eso espero,que esete año niño al menos me deje como estoy, no pido más... ni siquiera pido estar como antes, me conformo con poder llevar a la práctica todo lo que he aprendido y... bueno... con recuperar alguna manera de contarme sin miedo.

Gracias mil... Cuánto bueno encontré aquí, detrás de la pantalla.

Carmen dijo...

Yo también te quiero, Ana. Fíjate como es la vida que al final hasta en "ésto" nos ha unido.

Besote.

Carmen dijo...

Feliz también para ti,EStrella. Y sueña mucho...te aseguro que es sanador.

Un beso.

Carmen dijo...

Que cree y que no renuncia... si renuncias se pierde la gracia.

Salud, Nebroa.

Carmen dijo...

La rebeldía no la perdí,Marián, aunque a veces, eso sí, haya dejado de entender ciertas cosas y tal vez me conforme... Espero saber contarlo un día de éstos.

Abrazo grande.

Carmen dijo...

Mi querida Mar, deseo de corazón que la vida nos regale de nuevo esa noche, u otra noche parecida a esa. Tal vez la morena ya no sea la misma, imposible serlo, pero te aseguro que se alegraría mucho de mojar con mojitos nuestros sueños.

Besote,linda.

Carmen dijo...

Tengo un amigo que dice que lo que sucede conviene (me refiero a tu decisión)...A veces necesitamos tiempo para valorar y calibrar... para dejar de arrepentirnos...porque cuando tomamos una decisión sin marcha atrás alguna causa tuvo que haber... Estoy segura de que para ti también vendrán tiempos mejores.

Un beso, ARaceli

Carmen dijo...

Y no me voy (hoy) sin antes decir lo que me ha alegrado encontrar a mis chicas de Ultra, ahí casi escondidas, cuidándome en silencio... Sé que es su manera de decirme: "estoy aquí" y cuánto me alegra...

Besos a todas. Muchos.

miss lisbon dijo...

Me ha encantado lo de Carmina Ordoñez!!! ;-) Feliz Vida Carmela!!!