martes, 21 de agosto de 2012

Por aquí ando



Llevo media hora intentando añadir a esta entrada una fotografía de "mi playa", del lugar donde llevo casi dos meses intentando aprender a vivir de nuevo y reconciliándome con todo lo que me ha pasado... recuperando a esa persona que un día fui y haciéndolo junto a quienes no precisan de explicaciones para saberme... El caso es que lo de subir la foto lo dejo -al menos por hoy- porque no hay manera. Espero poder editar la entrada mañana y mostraros por dónde ando, por donde andaré todavía una semana que ya sé que será breve. Los finales siempre suelen serlo.

13 comentarios:

estrella dijo...

Hola Carmen!!!!
Seguro que tu playa es el lugar idóneo para reencontrarse uno consigo misma, rodeada de la gente que te quiere, ojalá puedas subir la fotografía para verla.
Cuando estás disfrutando y estás siendo feliz,el final parece que se acerca más rápido, pero aún te quedan unos días...así que sigue con tu tratamiento de sol, mar y mucho cariño a tu alrededor aderezado con risas y música.

Un besito y mucho cariño para ti guapíííísima!!!!!!!!!!!

estrella dijo...

Es una playa muy grande,puedes perderte andando en ella y no encontrar el final, es muy bonita, sin duda estás disfrutando!!!
Me alegro mucho por tí Carmen!!

Un besito guapa!!!!

Faro dijo...

¿A qué sabe tu playa? ¿A tu primer beso? Es seguro que cerca está lo mejor de ti misma, cuando la vida te salió al encuentro. A mí no me parece una playa de clausura, sino más bien de patio de vecindad, con esa perspectiva diáfana que dan los domingos al sol y la querencia que no muere nunca por todo lo que fuiste y donde. Seguramente está llena de historias y alguna te toca cada vez que vuelves. La miro y te veo a ti: por so me gusta tanto.
Todas las playas hablan, por eso nos engatusan. A mí me viene a la memoria ahora, en esta tarde bochornosa de Madrid, una playa en Torremolinos, hace mil años, cuando la España profunda. En ella nos pilló la guardia civil a un fraile salesiano y a mí entregados al amor con dos chiquillas azafatas de Cork. Recuerdo que, camino del cuartelillo, el fraile estaba mudo, las azafatas ateridas por el miedo a las fuerzas de orden de aquella dictadura con su leyenda en el resto de Europa, y yo hablaba y hablaba. Que si al fraile le expulsarían de la orden y arruinaría su vida, que tal vez el suicidio, que a mí me esperaba mi jovencísima y primera mujer, que tal vez la separación, que a las muchachas probablemente las aguardaba algún novio en su país. Hablé tanto que el sargento condescendió ¿es que no había camas? sí, mi sargento, pero queríamos probar a qué sabe un playa, y él sólo dijo ya: vale, bajad pero poneos donde yo nos vea.
Aquel mayo del 68, mientras París ardía, yo bendije por primera y única vez a la guardia civil española.

LFONT TEA MOUNTAIN dijo...

Carmencita, una playa para ti especial, seguro, llena de recuerdos y vivencias inolvidables, esto y lo otro... pero perdoname, y donde coño está el mar, pues esto nies playa ni es na

ja,ja,ja no me pude contener. cambia la foto,
por favor me gusta mucho el mar...

Carmen dijo...

No sabía quién eras, jajaja, pero ya te pillé, ale, cómo que no es playa, mira que pedazo de anchura y la arenita blanca... pero está bien, pondré una con marrrr... A ver si descargo las que he hecho yo que tienen mar, arena, y de toooo... Mira que eres exigente, jajaja. Besazo

Desconcierto dijo...

Un beso Carmen...

disfruta de 'tu playa'.

Casi nada mejor que el mar.

Carmen dijo...

Llegas tardeeeee... Ya estoy en Madrid pero sí, disfruté y descansé hasta un límite inconcebible, jajaja....

Un beso, Antonio.

Carmen dijo...

Estoy fatal, no te dije nada, Estrella.... Ya se acabó lo que se daba pero este año duró muchoooo y se estaba tan bien....

Un besazo, guapa.

Carmen dijo...

Pues fíjate, mi primer beso fue ahí, jajaja, con un chico de Córdoba que se llamaba Juan Carlos.. y no es que me apeteciera mucho besarle pero ya lo habían hecho todas mis amigas y yo no iba a ser menos... jajaja... ayyyy, qué cosas... Tus historias son magníficas, ya sé que las guardas y las cuentas, no dejes de hacerlo.

Un beso.

Carmen dijo...

Ah, EStrella, sí, es una playa inmensa, siete kilómetros y lo mejor es que te puedes ir andando (si quieres, jajaja) a otras playas por la misma orilla o sea, en realidad son kilómetros y kilómetros de costa unidos...

Otro besoooooo

Carmen dijo...

Ale, foto cambiada... Esta está hecha por mí, anocher, luna llena, mar al fondo... Pa que algunos no se quejen, jajaja. Muackkkkkk

Just dijo...

Te abrazo Carmen. Cuídate mucho.

Carmen dijo...

Un beso grande, Just... Como verás tengo ésto un poco desolado... Ni siquiera sé muy por dónde ando ni qué debo hacer pero todo lo que merece la pena volverá a encajar, o eso espero...

Cuidate tú también. Mucho.