jueves, 4 de noviembre de 2010

Cuestión de fe

Hace años vi una película basada en un cuento de García Márquez de la que no recuerdo ni el título, sólo sé que algunos detalles de la historia se me quedaron grabados y ahí siguen, desde entonces.

Contaba la historia de una prostituta -prostituta por obligación no por devoción- a la que la vida, la gente, no paraba de darle palos. Al final, después de un engaño escalofriante, brutal, cuando parece que por fin ha aprendido a protegerse y a desconfiar, se le presenta una nueva oportunidad de creer en alguien, en algo, y se intuye que va a volver a entregarse de cabeza porque , "a pesar de" , su fe en la gente, en el mundo, es como una enfermedad incurable.

Creo que yo soy un poco así.

22 comentarios:

cara dijo...

Volver a creer solamente puedes permitirtelo tu misma, seas puta o no. Ultima paliza? No creo.
Saludos, cara melo

Desconcierto dijo...

permitido, como no...si no se vuelve a creer, malo, malo, malo...

El cuento era 'maría dos prazeres'?

Sorprendente el remate de la entrada...nunca me dejas indiferente

beso

p.d...me quedé sin habitación para mañana viernes :P

estrella dijo...

Hola Carmen!!
¿Qué te ha pasado?¿te han robado?¿una paliza?
¿estás bien?si es que hay cada sinvergüenza por ahí..lo siento mucho Carmen,espero que no te hayan hecho daño,cariño.
Un abrazo y espero que te recuperes del susto,un beso!!

Carmen dijo...

Decididamente, cara, tú y yo no nos entendemos, jeje...


Un saludo.

Carmen dijo...

Hola Antonio,

Pues no sé cómo se llama el cuento, ni sé como se llama la película... Pero sé que me impactó en su día, igual hoy la veo y no me gusta...Si me das pistas y encuentro la peli te lo agradecería, jeje...
Qué te pasa no tienes dónde dormir... Ayyy que tengo el hostal lleno, me cachisssss

Un beso. Gracias

Carmen dijo...

A mí nunca me han dado una paliza, Estrella, una paliza física me refiero, de las otras sí, jeje, de las psíquicas varias y duelen igual o más pero ni siquiera me refería a eso, me refería a la capacidad que tenemos algunos para construirnos casi intactos después de haber sido arrasados. Algo así.
Gracias, guapa.

P.D. Antonio que me conoce algo no se asustó, ves? jeje.

estrella dijo...

Hola Carmen!!
Pues no sabes lo que me alegra haberme equivocado,de verdad,es que lo escribes de una forma..tan real.Ahora leyéndolo otra vez,veo lo que quieres decir,pero ayer fué leérlo y me asusté y te comenté sin pensarlo dos veces.

Tenemos una gran capacidad de reacción,casi siempre nos volvemos a levantar,por no decir que siempre.
Ahora sí,he hecho el comentario bueno,jajaja,perdona el anterior Carmen.
Un besote guapa!

Carmen dijo...

Eso pasa por no escribir claro, Estrella. Mea culpa.

Más besos.

Cara Melo dijo...

Yo te entendi muy bien

Con insomnio

Saludos, cara melo

Carmen dijo...

Bueno, me reconforta saber eso...je. Gracias.

Luis Oroz dijo...

Cuando te has caído y levantado muchas veces, llega un momento en que no te asusta la próxima caída. Ahí está la verdadera tristeza, la más grande de las decepciones; saber que la próxima zancadilla es inevitable.

Un besazo, guapa.

Carmen dijo...

Hola Luis,

De zacadillas sabemos un rato, jeje. Qué tal estás? Todo bien por la isla?

Besazo pa ti,

Carmen

IBEN dijo...

No voy a entrar en controversias o hacer interpretaciones sobre lo que escribes. Creo que nunca vi esa pelicula, pero debe ser interesante. Qué sepas que te leo siempre.

Un beso, guapa - IBEN

Carmen dijo...

Gracias, por contármelo, Iben, es la única manera que tengo de saberlo.

Un beso,

Entrebancos dijo...

Sin dudarlo es la historia de Maria dos prazeres,que esta dentro del libro de los doce cuentos pelegrinos, te dejo un enlace para que lo mires por si es:

http://www.letralia.com/146/articulo04.htm

En definitiva, que sigas creyendo, a veces ocurren cosas que te sorprenden y te devuelven eso que perdiste la ultima vez que creiste en algo..Asi que todo suma , la unica que puedes restar eres tu, y yo te digo que no seas tan desconfiada y pesimista!!!

Carmen dijo...

Gracias por el enlace... no he leído ese libro, raro.... Pero yo hablaba de lo contrario al pesimismo, se ve que comunico mal...

Entrebancos dijo...

No, si lo de comunicarte lo haces mejor que bien, se que es un post donde recalcas que a pesar de todo vuelves a creer, vamos que es optimista..era otras sensaciones a la que me referia yo que soy el que se comunica mal....porque mi pregunta es vuelves a creer desconfiando y protegiendote o vuelves a creer sin red?

Carmen dijo...

A partir de determinado momento hay que ser un poco imbécil para creer sin red... la del cuento lo hace, cierto... así que quizás después de todo no me parezca tanto a ella... pero creer, creo. Que conste.

Adolfo González dijo...

Levanto una cerveza por todo lo similar a palizas y robos que quede por venir. A tu salud, a la mía. Ya enfermos de fe, Carmen, qué menos que celebrarlo.

Carmen dijo...

Precisamente estos días, Adolfo, ando enfermilla de descreimiento pero como lo de la fe es congénito, seguro que se me pasa... Un placer saber de ti.

Entrebancos dijo...

anda, habia leido "descrecimiento" y eso si es grave , serias la mujer menguante del siglo XXI, pero vamos , lo del descreimiento ...has mirado bien..mira que estas cosas al final las tienes en la mano despues de buscar por todos los bolsillos, cajones,etc....

Carmen dijo...

jeje, mejor no darle muchas vueltas "entrebancos"...