sábado, 30 de octubre de 2010

Negación

Todo incita a la noche
y, sin embargo, yo la niego
como otros niegan la verdad más nítida.

No he de quedarme a oscuras
sentada frente a mis vestidos rotos.

No he de quedarme aquí,
mientras afuera exista algún destello,
un solo nombre sin espalda.

He de salir de la mujer dormida,
de esta pausa de carne,

perforar la ventana
-como quien rompe un vicio viejo-
y dejar que se escape este abandono,

esta piel sin herida.

20 comentarios:

Desconcierto dijo...

Bueno Carmen,
a romper ventanas, existen los destellos, el instante en la noche...

Gracias por seguir enganchándome con tus versos...

beso...

llueve en Madrid...pero que hermosas están sus calles....

estrella dijo...

Hola Carmen!!
Salir de ti,romper con lo viejo,hacia caminos inexplorados,descubrir esencias que aún no han caído en tus manos,pero caerán...

Un abrazo,gracias por tu poesía,siempre descubro algo nuevo.

Carmen dijo...

Cierto, Antonio, vengo de pasearlas un poquito y están preciosas... y a medida que se hace tarde más... Gracias a ti. Siempre.

Un beso

Carmen dijo...

Sí, esta vez toca eso, Estrella. Muchas gracias por seguir viniendo.

Un abrazo.

Enfero Carulo dijo...

Esto es determinación lírica. Y de la rotunda.
Pues te acompaño intangiblemente. Hala.
;-)

Carmen dijo...

Bueno, a eso le llamo yo en mi jerga particular "darle empujones a la vida", jeje... A veces eres tú quién ha de dárselos y no al revés...

Besote, Alicia. Grande.

José Antonio Fernández dijo...

"sentada frente a mis vestidos rotos". Qué imagen más bonita! El verso final, rotundo.
Muy bonito. Disfruto pasando por aquí.
Un abrazo.

Carmen dijo...

Yo disfruto cuando pasas, José Antonio. Gracias muchas.

Un abrazo.

José Baena dijo...

A ver cómo lo digo...si la piel de gallina pusiera huevos yo podría hacer tortilla para 500 personas. QUÉ PEDAZO DE POEMA. Besos admirados.

Carmen dijo...

Me hiciste sonreír, José, eso sí que te lo agradezco.

Un beso.

Entrebancos dijo...

Vestidos rotos , perforando ventanas en la oscuridad, piel sin heridas...parece un recorte del diario de "Bella" buscando a su vampiro....;-) , un consejo, mejor sal por la puerta, no sabes como estan de caros los cristales de las ventanas...

Carmen dijo...

Jeje... no te preocupes, la metáfora es la metáfora pero saldré por la puerta, estoy yo como para gastarme dinero en cristales... Otra sonrisa.
Gracias.

Gallego Rey dijo...

Bien, fantástico en general tu blog, otro lugar de buena poesía, otro día que merece la pena solo por descubrirte.

Carmen dijo...

Optimista ese mensaje tuyo sobre las pequeñas cosas que hacen que casi todos los días merezcan la pena...

Encantada de saber de ti.

Gracias.

WHO?Writers dijo...

Hola soy un nuevo seguidor tuyo que acaba de entrar en el mundo del blogger y me encuentro un poco perdido de lo de que la gente siga mi blog y otras cosas.Me gusta los textos que escribes sin duda estan cargados de mucho sentimiento y me gustaria que me ayudaras en avanzar en esto del blog.soy una persona que prefiere estar en el anonimato pero no soy nadie raro solo un chico como tu al que le gusata escribir solo que no quiero que mis textos tengan due;o.Si quisieras me gustaria que sigiuieras mi blog su direccion es jooowiters.blogspot.com y tambien me gustaria que me ayudaras a gestionarlo.t pido ese favor firmado WHO?Writers

lino dijo...

Carmen, antes de nada decirte que qué pedazo de poesía nos dejas leer; entre el abatimiento y la determinación me da que eliges siempre lo segundo.
Y el mantra ese vino como las mariposas en verano, sin dueño.

Un beso

paula varela dijo...

EXCELENTE poema, Carmen! Paradójico en su título porque su fuerza no hace más que afirmarte.

Leerte es un placer enorme que agradezco seguir disfrutando desde hace ya unos cuantos años.

Un abrazo poeta!

Carmen dijo...

Hola Who, me daré una vuelta, claro, aunque en mi opinión no tiene mucho sentido comunicar anóninamente... Somos lo que escribimos, me dijo alguien, y nada más hermoso que mostrarlo así tal cual, sin disfraces... El resto es una cadena que se va tejiendo poco a poco, tú lees, otros te leen... te quedas allí donde te gusta.. Afinidades, igual que en la vida... no más.
Buenos, que me pasaré. Gracias por venir.

Carmen dijo...

A mí me suelen decir que "parezco" fuerte, Lino, pero yo no me siento fuerte así que no tengo ni la menor idea de cómo será parecer débil, jeje.
El mantra, si de verdad es anónimo, te lo voy a robar o a tomar prestado, ya te avisé.

Un beso. Gracias.

Carmen dijo...

El placer es mutuo, Paula, ya lo sabes, aunque no siempre lo diga.

Un beso.