martes, 19 de octubre de 2010

Tres poemas

La chica más suave

Perteneces -lo sabes- a esa raza estafada
que el dolor acaricia en los andenes.
Medio mundo de engaño conociste
y el resto fue mentira.
Has llegado hasta aquí
huyendo de mil días
que pasaron de largo.
Has llegado hasta aquí
para mostrar a todos tu inefable pirueta,
ridículo equilibrio,
ese nado a dos aguas,
piedra de escándalo,
ese triste espectáculo que ofreces,
esas gotas de miedo que salpican
tus insufribles lágrimas.
Aparta.

La cólera de un viento

Dormir algunas veces cuesta mucho.
Lo digo por el whisky doble
y por los calcetines que preciso
y por cómo arrancaste mi foto de tu cuarto,
con aquella amargura en los labios crispados.
Desde entonces yo trato de imitarte:
pongo cara de cínica, troceo tu corbata,
y vuelvo indiferente la almohada.
Vano intento. Guardarte en un capítulo.
Como meter el mar en un pobre agujero.
Y aquí sigo en la playa, con mi pala, mi cubo...
tan sola ya, tan roto el uniforme...

Elegía y postal

No es fácil cambiar de casa,
de costumbres, de amigos,
de lunes, de balcón.
Pequeños ritos que nos fueron
haciendo como somos, nuestra vieja
taberna, cerveza
para dos.
Hay cosas que no arrastra el equipaje:
el cielo que levanta una persiana,
el olor a tabaco de un deseo,
los caminos trillados de nuestro corazón.
No es fácil deshacer las maletas un día
en otra lluvia,
cambiar sin más de luna,
de niebla, de periódico, de voces,
de ascensor.
Y salir a una calle que nunca has presentido,
con otros gorriones que ya
no te preguntan, otros gatos
que no saben tu nombre, otros besos
que no te ven venir.
No, no es fácil cambiar ahora de llaves.

Y mucho menos fácil,
ya sabes,
cambiar de amor.


10 comentarios:

José Baena dijo...

Buff, qué bueno! Estos versos rezuman musicalidad y desesperanza. Realmente me han hecho estremecer en la silla. Que enorme capacidad poética tiene lo cotidiano. Ángeles Mora..muchas gracias por descubrírmela. Bss

Valentin dijo...

Creo que a Ángeles Mora le pasó como a tantos, que las alondras no concuerdan porque muerte al amor no gritó nadie. Y sin embargo hay un puñado de soledad en sus versos que es la soledad de todos y no es que el mundo se haya vuelto loco: es la vida que pasa. Con su raíz triste, donde sólo uno dice te quiero y donde resulta imposible cambiar de amor. Leo a Ángeles (gracias, Carmen, por traerla) y aún oigo las olas del naufragio en el olvido. Aunque resulte imposible dejar de pensar en unas trenzas. Y aunque la tristeza fuese un día rumor de agua y habitase en las casas como vive el domingo en el corazón núbil de cada muchacha y viviese en los zapatos de los danzarines, en los pronombres enamorados, en las buenas noticias de las cartas, en los barcos que siempre volvían al puerto, y en los manteles de las recién casadas. No se sabe cuando pasó a vivir en la mirada de un niño que se quedó sin juguetes o suspendió las matemáticas.
O en los ojos sin luz de un hombre solo. Y a quién le importa.

Carmen dijo...

Es que la poesía es cotidiano aunque algunos se empeñen en lo contario. Me alegra mucho si te gustó, Angeles, forma parte de mis Ellas.

Besos.

Carmen dijo...

Eso es, a Angeles le pasó como a tantos... que se decepcionó y decepcionó... aunque lo mejor es hacer como algunos y no pensar... Si no piensas ni siquiera percibes lo que pasa. Tantas veces buscamos en los demás al-go-que-no-e-xis-te...
Pues eso. Otra poeta de la verdad (o a mí me lo parece).

estrella dijo...

Buenos días Carmen!!
Gracias por descubrirme otra buena poeta.
La vida está llena de cambios,buenos y malos y acostumbrarse,cuesta,sobre todo los del corazón,que son los más importantes..pero hay que mirar hacia delante siempre, a pesar de que duela.

Un abrazo

Carmen dijo...

Otra buena poeta, EStrella, eso es lo que importa... Gracias muchas. Un beso.

Desconcierto dijo...

Buenísimos Carmen, de verdad...gracias por ir dejando en tus ciudadescomoislas est@s poetas, gracias por hacer que conozca más poesía.

un beso

Carmen dijo...

Intento "acercar" lo que me gusta, prefiero que sea de todos...

Besote, Antonio.

Jesus Morato dijo...

En la próxima actualización de la página publicaremos un poema, con mi voz, de Ángeles Mora. Espero que os guste.
http://www.amorypoesia.es

Carmen dijo...

Muchas gracias, Jesús, seguro que a mí me encanta porque ya me encanta ella...

Un saludo.