viernes, 28 de agosto de 2009

Venganzas

No sé si esperar que la vida se vengue de cierta persona o tomar cartas en el asunto. Digan lo que digan, la venganza siempre es dulce; posee un componente de justicia que cierra la brecha abierta y otorga cierto sentido a lo que sucedió y nos hizo daño. Pero las venganzas se deben planear despacio y a conciencia, con sangre fría, dejando correr el tiempo hasta que el otro baje la guardia y piense que ya-todo-ha-pasado. Es muy fácil destruir el nombre del que miente: basta con hacer pública su falsa verdad.

11 comentarios:

★. pacokafka dijo...

Creo que hay un proverbio árabe que dice, más o menos: "siéntate pacientemente en la puerta de tu casa y no tardarás en ver el cadáver de tu enemigo pasar"

Pero sí, es tentativo adelantar acontecimientos, jeje.

Saludos desde la taberna del crápula.

miss lisbon dijo...

Recomiendo la espera, creo que es más dulce que si uno interviene.
besos

víctor (el gato) dijo...

Si, cuando la fruta está madura, cae sola. No necesita ni viento que la empuje.

Besos.

Carmen dijo...

Estoy contigo, tal vez no sea sensato (ni de buena persona) pero no deja de ser tentador... jeje.

Un saludo,

Carmen

Bletisa dijo...

Esta es tu versión de eso de que la venganza se sirve en plato frío.
No te vengues (del verbo venir) y mejor vete y que le den morcillas a sacos por lo de indigestas que son ellas.


¿Ya se te acabaró la playita?

Un beso.

Bletisa dijo...

Pensándolo bien uhmmmmm, véngate y nos lo cuentas que tengo ganas de sangre jejejeje.

Carmen dijo...

Carmencita, supongo que esperaré pero supongo también que luego vale celebrarlo y reírse... jeje...
Invito yo a los mojitos.
Muak

Carmen

Carmen dijo...

Jo, Víctor, sois todos tan buenos que me está entrando cargo de conciencia por haber pensado en la posibilidad de mover los hilos... jejeje...

Beso grande,

Carmen

víctor (gato) dijo...

Noooooo!!!! somos mucho peores que tú, somos MUY PACIENTES (que conlleva tener muy buena memoria), jajaja


BESOS.

Carmen dijo...

Amparo, ya me extrañaba a mí que tú dijeras que no querías venganza... jajaja... Algunas pueden ser muy divertidas...

Un beso,

Carmen

Carmen dijo...

Uy...a memoria no hay quien me gane, Víctor... tengo un problemón con eso... jajaja.

Más besos,

Carmen