viernes, 7 de noviembre de 2008

Madurez

Yo no sé que es la madurez y, además, es una palabra que no me gusta porque la gente suele equivocarse cuando la nombra. Alguien maduro es alguien serio, triste, centradísimo, con la capacidad de descubrir agotada. En cierta forma, es alguien que se aproxima a la muerte. No pido esa madurez que me espanta pero sí la madurez de los ojos abiertos, del saber plantarse cuando hace falta. Del hoy se acabaron las risas y toca ser serio y afrontar los problemas. La madurez de sigo para adelante y lo hago con arruguitas de risa y llanto en los ojos. En fin, que me lié.

8 comentarios:

víctor luis vergara dijo...

Pues hicíste bien en su día en descubrir que los hombres somos como niños, y también en empezar a adoptar las medidas pertinentes. Muy a mi pesar mío, lamento darte la razón :))

Y ciertamente hay que huír de la maduréz, pero al mismo tiempo saber ponerse serio cuando es necesario.
Se entiende que cuando alcanzas la maduréz, llegas a tener las respuestas que buscabas, ya no tienes porqué aceptar otro tipo de respuestas, e incluso te parapetas en ellas porque crees que son las mejores. Y a partir de ahí, la vida se hace monótona aunque muy segura.
Prefiero que me digan -inmaduro-. Es señal de que aún me ven con ganas de buscar, jajaja

Un abrazobeso.

carmen iglesia dijo...

Eso siempre lo he sabido... jajaja... Lo que es increíble es que se pueda trasladar a todos los terrenos, creí que sólo era así en el de las relaciones personales, sobre todo de pareja... En fin, que viva la inmadurez pero la que no hace daño a nadie...

Besos,Victor.

víctor luis vergara dijo...

Carmen, FLEXIBILIDAD, para que no lleguen ni las artrosis de hueso ni las de pensamiento.

Y mirándolo bien, no te creas que la FLEXIBILIDAD es un signo sólo de inmadurez. Me parece que es una paradoja porque pienso que también es un signo de esa MADURÉZ tan grande y tan dificil de alcalzar que sólo se llega pasándo primero por la maduréz común. Y a la que sólo tienen acceso algunas personas muy lúcidas. Es decir que sería como la MADUREZ de la maduréz, jajaja

Ufff, no sé si me he explicado. Más bien creo que te enredé ya del todo, jajaja

No le dediques mucho tiempo a esta parrafada, jajaja No quiero destrozarte el sábado :)))

No sé qué tiempo hará allá. pero toma el aire, toma el sol, aunque sea en el paseo de al lado leyendo un libro. BUEN FINDE..

Un besote grande.

carmen iglesia dijo...

Hace un día frío pero soleado... Y he quedado para tomar la luna, no el sol... ventaja la tuya de vivir en el sur y, además, tener la ciudad llena de carteles de cine...

Disfruta igual.

Besos,

Carmen

tino dijo...

precioso Carmen. Gracias por el comentario al poema que dedico a mi padre con principio de parkinson. A veces le tengo que lavar...y eso es como entrar en la dinámica de lo tierno...gracias amiga por tus regalos. Visita mi blog

carmen iglesia dijo...

Gracias a ti, Tino... me hubiera gustado entrar en esa dinámica, no te creas... es mejor que una muerte prematura... Un besote, te visitaré.

Carmen

Iker dijo...

Saludos Carmen,surfeando blogs he acabado amenizando en el tuyo y te felicito porque me parece de lo más fresco que he leído en los últimos tiempos.

Me ha emocionado tu poema "Islas", sobre todo la última estrofa, y me ha dado mucha envidia tu capacidad de ilusionarte con un político (por mucho que se llame Obama).

Me he detenido en este post sobre la madurez porque me ha llamado mucho la atención la sutil distinción entre "madurez buena" y "madurez mala" que expones. ¿No crees que estás demandando la perfección? No es fácil pulsar un botón de "ahora soy maduro" "ahora soy inmaduro". Si existiese ese interruptor yo lo querría desde luego.

Bueno, encantado de haberte contactado en tu blog y una última pregunta:
¿Por qué en la mayoría de tus fotos llevas gafas de sol con esos ojos tan bonitos que tienes?

Carmen dijo...

Hola Iker,

Creo que eres el primer "desconocido" que se pierde por aquí, así que encantada. Me alegra que te haya gustado mi poema Islas y creo que tienes buen gusto porque, sin modestia alguna, jajaja, yo también creo que el final es lo mejor.
Y sí, me ilusiono por Obama y por muchas otras cosas. Soy una idealista tremenda y creo que no hay quien me cure de eso... Siempre pienso que es posible mejorar un poco las cosas... o al menos hacer que no sean tan malas.
Y respecto a la madurez, a lo mejor no me he explicado bien porque opino lo mismo que tú, lo ideal es serlo cuando es necesario pero en otros momentos no serlo en absoluto. La mayoría de la gente confunde la madurez con el aburrimiento...

Gafas? Jajaja... Soy miope, utilizo lentillas y me molesta la luz cantidad... tengo los ojos hipersensibles y si no las uso acaba doliéndome la cabeza.

Encantada de tu visita