domingo, 9 de noviembre de 2008

Islas

Yo no sé lo que dura mi silencio,
lo llevo en la piel,
agarrado a los poros
como una enfermedad que no se cura.

Hasta que llegues y me nombres.
Y la voz se haga luz,
una luz que se coma las ciudades.

Un sonido tan grande como el mar.

Para que yo me tienda sobre tu isla
y todo el agua se nos quede dentro.

8 comentarios:

víctor luis vergara dijo...

Pues habrás de ir al dermatólogo :))
Es broma ;)


Un sonido tan grande como el mar.
-----------------------------------

Precioso y cierto, Carmen. En un sólo verso has resumido ese fenómeno del AMOR. Un sonido que apaga a todos los demás, que se los come, como el rumor del mar. Un verso muy bello que hace recordar a tus playas.

Por cierto, ¿tomáste mucha luna ayer/hoy ?, jajaja
Nunca había oído esa expresión y me encantó. Puede dar muchísimo juego.
Además, por razones de precaución y otras, la luna no se suele tomar sólo, a diferencia de las tomas de sol, jajaja

El mar, uauu, el MAR con todo lo que le acompaña.
Un besote.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Te encontré! ahora sí que ya no te libras de mi, princesa, te añado a mi blog para seguirte, desde todos los rincones posibles.

Un abracísimo

Marian

carmen iglesia dijo...

Victor, Victor...jajaja... Tomé un poco de luna, sip, a mí también me encanta es expresión que nadie usa, por cierto.. jajaja... Me la apropiaré... El poema define más el deseo de amor que el amor en si mismo... Ya sabes, eres bienvenido...

Besos muchos,

Carmen

carmen iglesia dijo...

Hola Marian, encantada de que me hayas encontrado y de que me sigas... creo que la tuya es una persecución estupenda. Por cierto, pásame la dirección de tu blog. Uno de mis defectos es el despiste... muchísimo despiste... No me entero y veo nunca nada...

Besotes muchos... Y gracias por venir,

Carmen

Ana Clavero dijo...

¡Vaya! parece que esto se ambienta.

Precioso. Precioso ese sonido tan grande como el mar y preciosos los dos últimos versos.

Un besazo, linda.

Giovanni-Collazos dijo...

Con tu permiso, entro a tu espacio y lo enlazo con el mío...
Desde que entre en Libertad, siempre me gustó tu poesía...

Un abrazo.

Gio.

carmen iglesia dijo...

Hola Ana... sí... tiene algo más de vidilla... tenía este sitio olvidado y, después de todo, es el único que es mío entero...

Besotes mil,

Carmen

carmen iglesia dijo...

Gio, eres siempre bienvenido... y, por supuesto, encantada de estar en tu espacio...

Gracias y besos,

Carmen