lunes, 2 de mayo de 2011

De vuelta

De vuelta, aunque no exactamente de la misma manera. Ni siquiera sé por dónde empezar ni me voy a alargar en demasía. Las cosas han cambiado muy mucho para mí y, por lo tanto, también cambiará , supongo, este blog (al menos de momento). No debo explicaciones a nadie eso lo tengo claro pero en cierta forma me quedo mejor si las doy porque esta manera de comunicar incluso con vosotros (a veces desconocidos) ha formado parte y forma parte de mi vida desde hace varios años.
En estos momentos me toca enfrentarme a algo nuevo en dónde, la verdad, ahora mismo no sé si seré capaz de hallar lugar para la poesía o para algo que se le parezca.
Resumiendo, después de una larguísima temporada de gran incertidumbre, de malestar físico, de presentimientos y un largo etc, hace tres semanas me han confirmado que tengo que enfrentarme a esa enfermedad llamada cáncer que a todos tanto nos asusta. He estado tres semanas ingresada, ahora mismo estoy en casa pero la batalla sólo acaba de empezar y en este "recomponerme" que me toca sí o sí, surgirá otra Carmen, supongo, con su nuevas prioridades, con su nueva manera de buscar e incluso de valorar lo que busca. Todo son especulaciones, es lo que tengo a día de hoy. Pero estoy bien.
No quiero frases típicas ni tópicas, ni que nadie me compadezca porque yo no lo hago. Mi sentido del humor sigue casi intacto, mis afectos también, y ahora lo único que me toca es ir comprobando y enfrentando lo que venga, lo que soy...
Y con esto termina la ya demasiado larga explicación.
Seguiremos por aquí cuando se pueda y como siempre vuestros aportes poéticos y afectivos serán super bien recibidos.
Espero que, como en otras circunstancias de mi vida, "echar hacia afuera" me ayude a sentirme mejor por dentro que es de lo que ha tratado siempre mi egoísta manera de escribir.

Por lo demás, avantí, no?

29 comentarios:

Manuel Martínez Barcia dijo...

Te dejo un beso, de los que que mimosean, para que nunca te alejes, para que sigas avanti sin presente que quepa, oasis en tu luz, labio de amanecida.
Un beso de cristal que fecunde un poema y te sonría.

Un abrazo grande, Carmen.

Manuel

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Cuando leí el titular de tu entrada, mecánicammente tenía ya preparada la respuesta de -Ya era hora- :))

Un beso, Carmen. Sé que este accidente solo va a suponer un "antes" y un "después" en tu vida. Un "después" mucho más fortalecido y enriquecido.
Te buscaré en el MSN, para que sepas, al menos, que me tienes cerca.
Pienso igual que tu, que "echar para afuera" es primordial. Los sentimientos y pensamientos retenidos se pudren como el agua estancada. La energía debe de correr siempre fluida.

Un beso grande. Estaré cerca.

Ramón Carballal dijo...

Hola, Carmen. A veces uno quisiera ser un pequeño dios y tener una varita mágica con la que curar a las personas que merecen la pena...Pero no es así y tampoco es necesario, tú eres fuerte y saldrás de ésta y saldrás todavia más fortalecida que antes. Te mando todo mi apoyo y mi ánimo. Un beso grande, amiga.

Araceli dijo...

Carmen, llevo leyéndote y disfrutando de tu poesía desde hace años.
Mentiría si te digo que no me ha afectado la noticia, joder...pero ahora no te queda otra que luchar y confiar en la medicina.
Seguro que ese "echar hacia fuera" sirve y llega pronto, todo lo que nos ocurre, incluso lo que ahora puede parecer una desdicha será en tus manos como arcilla, material para ese arte que tienes con la pálabra. Mucho ánimo y adelante.

estrella dijo...

Hola Carmen!!!
Por fin,te encuentro!!! que sepas que me debes un café,con tostadas y un zumo de naranja que pedí para tí,por si aparecías,jajaja...

Creo que es el momento de sacar todo fuera,de descargar tu interior,como siempre has hecho en realidad,con total naturalidad y sinceridad.
Te agradezco tu explicación,aunque no estabas obligada,y como siempre desde que te conozco,sigo estando aquí...por si me necesitas...y como tú bien dices ¡¡avanti,que tú puedes!!!

Un abrazo bien fuerte cariño!!!

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Antes no te di las gracias por tu decisión de comunicarnoslo a todos los que te seguimos desde hace tiempo. Es un gesto inapreciable que demuestra tu calidad de persona.
Gracias por considerarnos, aún con nuestras mezquindades y dfectos propios de todos los humanos, algo más que versos en la pantalla fluorescente de TFT. Es cierto que con el tiempo se forman lazos invisibles, sin saber siquiera cuál es el timbre de nuestras voces.

Un besito. Avanti!!

Miguel Iñiguez dijo...

Carmen, ante todo, y como dice Víctor, gracias por tu sinceridad.
Pienso que la poesía es algo tremendo y, nos coloca ahí en frente, sin ninguna capa de heroísmo (se advierte poco sobre esto), más bien es ese revulsivo de no poder y de lo que queda por hacer, un hacer de nosotros.

Ahí está la Carmen que conocemos y su poesía, y nosotros con ella. Ya eres ese contexto... lo que sueñas, lo que soñamos contigo… ya nos implicas.

Gracias por estar y un besote de los grandes

Desconcierto dijo...

Avanti, Carmen...un beso y un abrazo

Juan Fionello dijo...

Hola Carmen. Creo que ese "echar afuera" del que hablas es una manera acertada de afrontar casi todo, y este momento de tu vida no es una excepción. Gracias por compartirte y recibe un beso grande.

Ana Clavero dijo...

Jamás me hubiera gustado ver esta entrada en tu blog, pero al mismo tiempo me alegra tu valentía al compartirlo con todos y, sobre todo, me alegra porque sé que hay que echarle muchas narices para compartirlo con gente a la que apenas si conoce una.
Cada uno se agarra a lo que puede y probablemente tú puedas agarrarte a unas de las cosas que mejor sabes hacer, la poesía.
A mi me sirvió para garabatear algún ripio y hasta para engarzar, a veces, alguno con otro. A tí pa que te va a servir "Niña de tintas", pa ganar el Cervantes?

Le voy a robar la frase a Mr. Obama ( en andalú, claro)
"Yeewecan".

T.Q

Concha Vidal dijo...

Avanti, Carmen, avanti, ¿para qué dejar de hacerlo?

Puedes, y aqui estamos.

Abrazos enormes, pero igual de grandes y marinos que los de siempre, ni más ni menos.

Luis Oroz dijo...

Hola Carmen.
La vida es lo que hacemos de ella.

Aunque con el matiz de las putas circunstancias, esas que ahora, te toca superar.

Confío en ti, Carmen, en esa fortaleza que desprende tu palabra, dentro y fuera del poema.
Aquí me tienes para lo que quieras, amiga. Ya sabes, siempre ando lejanamente cerca.

Un besazo guapísima.

Enfero Carulo dijo...

Si te sirve para algo, Mamenchu, el año pasado estuvo para mí lleno de bichos también.
Voy pa la calle Fuencarral el día 21 o 22. Si me reservas una noche me harás la mujer más feliz del mundo. Te abrazaría como una tigresa en celo jajaja
Y nos tomamos un café ¿quieres?

IBEN dijo...

En mi recorrido intermitente por algunos pocos blogs, no había pasado por aquí en los últimos días y ahora me entero de las novedades. El nombre de la cosa suena muy feo, pero en verdad conozco muchas personas que han pasado por ello y seguro yo partiré antes que todos ellos de este mundo. En todo caso, sabes que tienes una mano amiga aquí en Brasil o si te suena más cómodo en el cyberspace. El cuerpo humano es una mezcla de liquidos y es indispensable que seamos siempre optimistas para que su flujo nos ayude y no nos perjudique.

Un beso inmenso Carmen Church -

IBEN

Rafel Calle dijo...

Esta mañana, quizá porque te añoro, he visitado tu blog, lo hago a menudo, también visito el de Luis. Sí, es probable que os eche en falta.
Pero tú. Ese lunar. Solo espero que salgas vencedora, es más, sé que saldrás. Estoy seguro. Pronto iremos a Madrid; nos gustaría verte, darte un abrazo. No por nada; es que los amigos se añoran.
En fin, será mejor que olvidemos viejas rencillas, porque ahora pienso darte la tabarra. Tengo una excusa y debo aprovecharla con presteza, ya que muy pronto te curarás y yo me quedaré sin la excusa que me permite retomar nuestra vieja amistad.
En fin, habrás de resistir un examen de fuego, la llama que sustenta el oficio del hombre, verano tú del sol que más calienta,
una estación del aire pinturero, la libertad del inconforme, inconformista tú, tú deliciosamente verso, mujer de ritmo inmaculado, habrás de resistir la prueba de una autora sin techo.

Besos, querida amiga Carmen. Besos y abrazos, muchos.

E.R.A dijo...

Querida Carmen,

A princios del 2003 yo fui dignosticada con cancer de la mama. Grado III. Conozco bien por lo que atraviesas,y veo que tu carácter y fortaleza espiritual, al igual que ha sido el mío propio,no te dejará derrubar, si no que estas lista para la lucha
.
Yo me sumergí en la vida y acepté lo que la ciencia me podía dar. Y continué con mi vida espiritual siempre lista para vivir, o para morir con dignidad. Me sumergí en mis grandes amores (La Poesía siendo uno de ellos)y continué haciendo mis largas caminatas y comunicación con Dios, como siempre.

Aliméntate bien, toma mucha agua,disfruta del sol matutino, rodéate de todos tus amores, y para lo que te sirva, cuenta conmigo incondicionalmente para cualquier cosa que desees conversar sobre éste camino, que es simplemente eso, un trecho que por el que algunos hemos de pasar.

Como sabes, soy una persona que ama a Dios, a la vida, a la gente que aúnque la vida ha hecho extraños a algunos, los considero mi familia humana. Te he seguido por un buen tiempo como para conocer tu fino arte poético. Vendrán nuevos poemas. Te dejo un poema de los que escribí durante ese tiempo frágil, en mi debilidad, un poema para todos nosotros, y que luego dediqué a nuestro querido Pedro Ferreira cuando lo conocí en Buenos Aires:

NO DEJARÁN DE VENIR

(A Pedro Ferreira)



Vendrán los ángeles
otra vez envueltos en llamas,
a sellar el corazón
de quien se detenga en aquel oscuro tramo;
inundando sus recesos,
con su aparición sublime,
la flor no muere jamás en su mano.

Vendrán seguramente
en el ocaso incierto,
a suscitar
en quien con embeleso vea,
la llama eterna, iluminar,
su frágil contextura.

Verán su plumaje efímero y suave,
disolverse,
dejar caer su mensaje de luz ,
en una pluma.

No dejarán de venir en el poeta,
la completa refracción del numen,
a encender las corolas
de las flores en la densa vastedad
de la noche seca y dura.


E. R. Aristy


Carmen,tu amor por todo es el holismo para todo.

Mi abrazo sincero,
Roxane (ERA)

Julio dijo...

Carmen:
No sé qué puedo decir; estas situaciones son dolorosas y más cuando toca a alguien a quien conoces y con la que has compartido algo, en este caso algunos poemas y lecturas y alguna charla breve en Madrid con ocasión de una comida y presentación de libro. Estoy seguro de que te sobra ánimo para sobrellevarlo y superar este trance y sólo quiero recibir esa buena noticia, la de que la vida sigue de tu parte y tú a favor de la vida y la poesía. Con un abrazo.
Salud

Julio González Alonso

LARA dijo...

Carmen, hace poco que te sigo, casi ni te conozco pero quiero que sepas que estoy convencida que "echar hacia afuera" es lo que realmente te sanará. No me cabe la menor duda que así sera.
PIU AVANTI!

No te des por vencido, ni aun vencido,
no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.

Ten el tesón del clavo enmohecido,
que ya viejo y ruin vuelve a ser clavo;
no la cobarde intrepidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.

Procede como Dios que nunca llora,
o como Lucifer, que nunca reza,
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora

¡Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo tu cabeza!

Almafuerte

amigosdelapoesia dijo...

Hay que sacar el jugo a la vida
en cada momento
porque la mañana despierta con el sol y la noche con la luna
ese sol nos da la luz que llena el alma
y esa luna será el espejo de lo vivido en esta tierra húmeda de música y danza del silencio.....

Mi corazón contigo
para siempre

Un abrazo fuerte
Ricardo Serna G

J. J. M. Ferreiro dijo...

Amiga Carmen, me enteré hace unos días por Rafael de tan impactante noticia. Esta, por la que tú estás pasando, es una prueba de fuego que nos pone la vida, cada vez más habitual en la población. Te deseo mucha fuera en este duro envite, seguro que lo superás, el tanto por ciento de evoluciones positiva es altísimo.

Un beso muy grande.

Emilio Aparicio dijo...

Hola, Carmen. Te encuentro en este blog tuyo y te veo de nuevo siendo generosa, como siempre, hasta para compartir lo más íntimo. Recuerda que, no hace mucho, decidiste compartir conmigo (espero que no te arrepientas nunca) esas ciudades tuyas covertidas en islas. Bueno, uno siempre busca, como si se tratase del santo grial, a ese a ese tipo de personas que saben entregar, incluso a supuestos extraños, un trozo de su vida. Me conmovió, en su momento tu generosidad, me conmueve ahora aún más, si cabe. Tú te desprendes de forma natural de lo que posees, tu vida, para que otros, yo, por ejemplo, aprendamos a vivir. Como ves tu familia es muy grande. Un abrazo. Te sigo.

Luis de Pablos dijo...

Hola, Carmen. Tanto estúpido tiempo sin leerte, sin escribirte y me encuentro con esto...

Siento infinitamente tu dolor y sólo puedo ofrecerte todo mi cariño y decirte que nada está perdido. Que no admitas ni des nunca nada por hecho. Nadie sabe qué nos espera detrás de aquella esquina.

Un beso enorme, el más grande, para ti.

Hasta luego.

Luis

estrella dijo...

Hola Carmen!!
Vengo a darte un fuerte abrazo...te echo de menos!,sólo deseo que tengas toda la fuerza que sé que tienes,no voy a decirte más,que me pongo sentimental y termino diciendo tonterias.

Un abrazo cariño!!!

Carmen dijo...

Gracias a todos y todas... y, como ya dije en el post, avanti....

Beso grande todos

Pilar Morte dijo...

Mi querida Carmen:
Espero que todo vaya muy bien, y que el ánimo y valentía que siempre has tenido no decaiga.
Sabes que te queremos, que te echamos de menos y que nos veremos pronto.
Abrazos grandes y sinceros
Pilar

Esteban Granado dijo...

Ánimo, Carmen. Hay mucha gente que se acuerda de ti, y que te quieren.

Un beso.

Esteban Granado

María Soledad dijo...

Avanti, Carmen. La vida es un campo de batalla constante, tú bien lo sabes, ya ganaste otras "guerras" y ahora no será menos. No estás sola ante ese "enemigo", la ventaja es que conoces su cara y lo vencerás.
Un beso muy muy grande.

Cecilia Martos dijo...

Querida Carmen,decirte que te admiro como persona y como poeta, nunca hubiese querido leer algo así, sin embargo sé que saldras adelante, cuidate mucho. Desde México recibe un abrazo con mucho cariño de José Manuel y mío propio.

Dios te Bendiga.

Cecilia Martos

Cecilia Martos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.