jueves, 21 de octubre de 2010

Que no es amor

Este poema nació hace unos días de un contrapunto con un compañero de Ultraversal, Joan Gaspar, al que le doy las gracias por haberme "obligado" a escribirlo; muchas gracias, Joan.
Es revisable y mejorable pero, de momento, se queda así, tal y como salió.


Que no es amor,
que es sólo un rato cerca de la lengua,
una ráfaga,
algo que se parece a los domingos,
un choque entre dos cuerpos sin memoria,
sin futuro,
sin más sonido que una noche;
dos cuerpos que se miden los lunares
con un reloj sobre los hombros.

Extranjeros al margen de la luz,
amantes que no fingen,
que van a lo que van:
a matar otras horas con saliva.

26 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Yo no tocaba ni una coma. Te ha quedado perfecto, de veras.
Un abrazo.

Jota Azimut [S.E.] dijo...

Pues es hermoso, me suena sin tropiezos y el mensaje me llega como si el autor describiera un remedio circunstancial, un medicamento de urgencias, un parche para el desconsuelo momentáneo sin prórroga alguna.

Gracias, Carmen.

Bletisa dijo...

Pues a mí me parece perfecto y dices muy bien los que quieres decir Carmen.
Hazle caso a Azimut y no cambies nada.
¿Tú en Utraversal?

Valentin dijo...

Amor mineral a manos llenas, un instante de gloria, una inmersión en la carne para salvarse. Una acumulación de sensualidad, de piel contra piel, apología del sexo concreto que gime sobre unas piernas probablemente temblorosas y dos cinturas quebradas, mediodía de brega y de buceos, nacimiento con campanas del repetido misterio entre un hombre y una mujer que no es de viento sino de manotazos concretos, como sonámbulos, y epílogo ese placer que se adivina y se derrama como Amon en Tamar. Hay una fecha en el calendario dulcemente violentada, una hora reservada para estos versos que estaban pidiendo a gritos salir en jauría indesmayable. Poema crónica.
Lo mejor de los poemas es cuando se cumplen.
Un beso, Carmen.

Carmen dijo...

Así se queda de momento, José Antonio. Gracias por venir.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Hola Jota, las interpretaciones son a gusto del que lee... jeje. Gracias a ti. Muchas.

Carmen dijo...

No, de momento no cambio nada, Amparo... Para una vez que improviso... con lo pesadita que soy y la de vueltas que les doy a los poemitas... Y, sí, llevo más de un año en Ultra y contenta.

Un beso.

Carmen dijo...

Todos los poemas se cumplen, Valentín, porque todos hablan de nosotros, no concibo una poesía inventada: presente, pasado, lo que tememos, lo que deseamos... Todos sin excepción son verdad, al menos en mi caso.

Un beso.

José Baena dijo...

Me ha encantado. Tiene un ritmo magnífico. Y hablas del tema sin necesidad de tópicos ni excesos.
Me permito la libertad de sugerir un pequeño cambio:

yo modificaría

"con un reloj sobre los hombros"

por

"con un reloj XXX
sobre los hombros"

Siendo XXX una palabra de tres sílabas en función de lo que quieras expresar. A mí me suena mejor el ritmo.

"con un reloj (sin pilas/parado/de-arena )
sobre los hombros"

por poner ejemplos.
Besos.

víctor (el gato estepario) dijo...

Me quedo con estos dos versos:


- "que es sólo un rato cerca de la lengua,"

- "a matar otras horas con saliva."

por la carnalidad.


Un polvete, un quiqui...
Vale, vale, que sí que me gusta mucho el poema, es rotundo, una pieza.
Un besote.

estrella dijo...

Buenos días Carmen!!
Un instante de deseo,un momento carnal donde dos cuerpos se convierten en uno,donde no hay tiempo ni lugar para el amor..pero se le hecha de menos.

Un beso cariño

eloy dijo...

Pues te ha quedado muy bien así. Creo que en poesía no es bueno retocar. A mí me gusta mucho y eso me vale.

besos

lino dijo...

Escribes sobre la carnalidad sin retoques, espontánea, impulsos aceptados. Y yo tampoco tocaba ni una coma.
Yo soy de la liga de los atolondrados, -puede que de los negligentes tb-, que suele dejar los versos como esas esculturas casi póstumas de Miguel Angel, apenas desbastadas, o sugeridas...pero...(no en mi caso, claro, jeje), más terrenas, más carnales, más humanas que las pulidas obras maestras. Tu poema me parece un surtidor de sensualidad.

eduardo dijo...

Me gusta. Me recuerda otra tarde, un té, unos puntos suspensivos

Carmen dijo...

Me encanta que te permitas esa liberta, José, además me la voy a pensar... mi oído es malísimo y me ayudo de la métrica como mejor puedo pero siempre me encanta que me corrijan y me sugieran... Es la única forma de mejorar. Me gusta lo de el reloj parado.
Un beso.

Carmen dijo...

Ay, Víctor, que me haces reír... o mejor, sonreír... Un placer, ya sabes, verte por aquí. Besote.

Carmen dijo...

El amor, Estrella, no existe, son los padres.. jeje... Gracias, era broma.

Un beso grande.

Carmen dijo...

Hola Eloy, yo sí creo que es bueno retocar... y corregir... de hecho la poesía es como cualquier otro trabajo... siempre mejorable, siempre perfeccionable, aunque este nació como una diversión y tiene el valor que tiene...

Gracias. Muchas.

Carmen dijo...

Me gustan mucho tus comentarios, Lino... siempre van más allá y yo lo percibo... El poema tenía un contexto, forma parte de una conversación con un compañero, se explica a si mismo dentro de ese contexto y yo sólo lo valoro por lo que en su día tuvo de espontaniedad... de intentar explicarle cosas... Pero, bueno, ahí se queda.

Carmen dijo...

Me alegra que te guste. Gracias.

Valentin dijo...

No, no todos los poemas se cumplen, la mayoría se pierden en la vastedad de los amores muertos antes de nacer y los sueños abatidos. Somos muchos los que llamamos sin respuesta al silencio, o la sombra misma del silencio. Te lo dije ayer: a individuos como yo, que aspiramos solamente a que no nos roben la bicicleta, las mujeres les dan ya pan y misericordia. Y nada más. A este polvo que cribó un dolor le pueden nacer duras escopetas. Y qué más da, si jamás tendrá un mediodía de fuego. Tu poema es muy bueno porque está escrito a bote pronto, es una proposición primero y luego se ve como una proclamación de una conquista, la de la vida nueva, la de mujer nueva. Envidia del hombre inapropiado, en la última vuelta del camino y sin una lengua que llevarse ya nunca más a la boca.

Carmen dijo...

Tú sabes por qué se escribó este poema, Val, y fue así, a bote pronto, como dices... Con el resto de lo que cuentas no puedo estar de acuerdo porque hace mucho que no conozco a nadie tan vivo y con tanta capacidad de disfrute como tú... Otros tiran la toalla antes de haber empezado a vivir... En ti precisamente sí se cumplen todos los poemas... en ti más que en nadie...

Un beso.

fcaro dijo...

Queridos Carmen y Val. Cómo os quiero y como os entiendo. Las circunstancia me han privado de vuestra cotidiana compañía poética, pero cómo echo de menos vuestra vitalidad y vuestra sabiduría.

Nos vemos.

Carmen dijo...

Qué alegría y qué sorpresa encontrate por aquí, Paco, con lo que admiro tu poesía y el buen recuerdo que tengo de ti como persona... No,vemos, sí, eso espero.

ciento15 dijo...

Querida Carmen, pues bien, veamos... en fin. (creo que me entiendes)

Beso grande

Carmen dijo...

Jajaja, Ciento, vale... hice por entenderte... un silencio elocuente el tuyo... jajaja..

Un beso.