jueves, 20 de diciembre de 2012

Todavía

Todavía me veo escribiendo postales.

Aún viajo en trenes,
aunque algunos apuesten en negro por mi vida
sin saber que no soy otro número más,
ni una estadística,
ni una mujer que acepte las limosnas del tiempo.

Todavía me queda un nombre intacto
en el que caben dos o tres presentes
y un corazón que mancha de sangre lo que toca.

No he perdido,
no me he cansado aún de andar descalza
ni de olerte la piel.
Sé que a ti no te importa mi pecho mutilado
o la sombra que nace en mis rodillas.

Todavía me siento capaz de abrir los ojos
mientras sube la vida por mi espalda.

18 comentarios:

estrella dijo...

Hola CARMEN!!!!!
Has vuelto a escribir... y de qué manera cariño!!!!FELICIDADES!!!!

"Todavía me siento capaz de abrir los ojos
mientras sube la vida por mi espalda".

Ese último verso dice mucho sobre ti, de tu fuerza,de lo que eres capaz de conseguir!!!!

Quiero desearte una Feliz Navidad y que la vida te de todas tus ilusiones y sueños!!!!!
Un enorme abrazo con mucho cariño!!

Desconcierto dijo...

Un abrazo Carmen, emocionas...sigues emocionando, de hecho nunca dejaste de emocionar.

Un beso

Pasa una feliz Navidad... ;)

Ramón Carballal dijo...

La vida te quiere,Carmen y la poesía también. Al igual que Antonio a mi también me emociona leer tus versos.
Un abrazo, y que sepas que ando por aquí aunque no me haga notar.

Faro dijo...

Yo también identifico la poesía con la vida, por eso no sé si te quiero más a tí o me gusta tanto como eso el poema.
En otra parte ya hablé de él y, cen cuanto a ti, me sabes de memoria.

Muchos besos, por si decides quedarte en Extremadura para siempre y ya no hay más ocasiones.

Miguel Iñiguez dijo...

Un poema precioso Carmen

Dedícate estos días para ti, aunque solo sean para ti y lo pases lo mejor que puedas

Un besote grande

Rafel Calle dijo...

Te leo. Siempre. Eres una de mis grandes debilidades y, quizá, mi mayor fracaso como aventurero foral que pretende ser aglutinador de talento en torno a una idea de camaradería y poema. Bueno, no se puede tener todo, lo sé. Pero me fastidia, y no poco.

Me consuelo sabiendo que estás en la lucha de la persona (tu actividad social), de la poeta (tu poesía es bellísima) y, sobre todo, de la mujer que vuelve, con más arrestos que nunca, de donde nunca se fue.
En fin, ya lo dijo Charles Laughton de Marlene Dietrich, en Testigo de cargo: Es una mujer notable.

Feliz Navidad, amiga Carmen. Y salud, mucha salud para poder seguir combatiendo en esa gran cruzada que es la vida.

Un fuerte abrazo, querido duende.

Araceli dijo...

Me encanta tu sinceridad, Carmen. Transmites verdad, tus versos dicen lo que tienen que decir ni más ni menos, y fluyen con ritmo, con naturalidad. En fin, una preciosidad este canto a la esperanza, a la lucha por la vida (con sus penas y enfermedades) y al amor...decía Shakespeare que "El amor no mira con los ojos, sino con el alma"...
Un gusto seguir leyéndote.
Muchos besos

Carmen dijo...

Hola Estrella,

He vuelto, sí... Creo que la poesía no se va nunca de nosotros aunque a veces se tome un periodo de vacaciones... Es una adicción, pero una buena adicción y me encanta compartirla con gente como tú. Que seas siempre muy feliz.

Un beso.

Carmen dijo...

Si emociono me puedo dar con un canto en los dientes, jeje... Después de todo este tiempo es que, además, tú me lees sabiéndome y eso hace que el paso a la emoción sea más fácil... En el 2012 conseguimos vernos alguna vez, en el 2013 tenemos que, al menos, duplicar esos contactos... Besote, Antonio y Feliz "todo".

Carmen dijo...

Es bonito eso que has dicho, Ramón, lo de que la vida me quiere... la poesía en nuestro caso es una extensión de la vida. Cuando no escribimos, vivimos menos y al revés así que aunque los parones existan (en mi caso, mucho), lo importante es regresar o que sea la poesía la que te regrese... Me encanta saberte cerca, ya lo sabes. Un besazo.

Carmen dijo...

Ya sé que identificas la poesía con la vida, probablemente más aún que yo... ciertas parcelas de mí no son nada poéticas y también me hacen feliz pero la poesía me completa como persona, por dentro y por fuera... Sin ella no existiría este blog, ni mi relación con casi todos vosotros, ni otras muchas cosas que he vivido o que, a veces, he imaginado... quién sabe dónde está la frontera? Un beso.

Carmen dijo...

Me dedico a mí, Miguel... aunque hace un frío por estos lares que me tiene casi inmovilizada... No he escrito, aquí resulta imposible, además, no es lo que toca.. Ya vendrán las noches de silencio, insomnio y soledad, cuatro cosas que son imprescindibles para mí a la hora de "convertirme" en palabra o de intentarlo...
Me alegra muchísimo haberte recuperado aquí y en otros sitios. Qué cosas, verdad? Que se creen estos afectos extraños entre aparentes desconocidos que al final resultan saber más de ti que el 90% del resto del mundo... por algo lo escrito tiene esa magia...

Un beso grande. Cuidate.

Carmen dijo...

Hay cosas que son irremediables, Rafael, pero tomar caminos diferentes sólo significa eso, que cada uno elige, afortunadamente, su manera de andar.. Y no creo que yo signifique un fracaso en tu manera de aglutinar poesía, a mí lo que me pasa es que "escribo pájaros", ya lo sabes... y resulta difícil mantenerme encerrada en ningún sitio... El resto de lo que comentas no sé si es cierto o no pero si me ves así no puedo por menos que sentirme contenta... Además, lo has resumido muy bien, no soy sólo poesía y creo que queda claro en mi "machaqueo" constante en otros sitios para intentar que el mundo no siga convirtiéndose en un disparate.

Feliz vida y gracias por leerme.

Carmen dijo...

Hola Araceli, otra de mis alegrías eres tú... me voy, desaparezco, vuelvo y te encuentro (no es fácil eso y lo sé, menos fácil cada día... todo ha pasado a ser fugaz y olvidable)... Me gustan, además, tus comentarios... casis siempre das en la diana... respecto a Shakespeare, totalmente de acuerdo, por supuesto, los que escribimos somos capaces de enamorarnos perdidamente del interior de alguien sin ni siquiera haberlo rozado... Es una virtud o un defecto? No lo sé... Desde luego siempre será mejor que prime lo de adentro... A veces me acuerdo de Frida (me fascina la historia de esa mujer) y esos meses que pasaba en la cama sin poder moverse pintándose una y otra vez a si misma, porque ella era su único mundo... Y,sin embargo, fue una mujer amada.. No todos los ojos son capaces de ver lo que hay más allá de un corsé... En fin, me puse a desbarrar... El amor lo conocen tres personas en la vida, el resto son sucedáneos, divertidos, interesantes, con su chispa, pero no con esa grandeza que encierra la palabra tal vez más prostituida de todas las que existen...

Uyyy, qué rolloooo...

Feliz vida, niña.

Desconcierto dijo...

Feliz 2013 Carmen...será un buen año, verás como si....y si, tenemos que vernos máaaaaaaaas....

ah...no es fácil emocionar, aún sabiéndote...y lo haces...porque uno se puede acostumbrar a leer a alguien (cuántos años ya?) y caer en la monotonía, como sucede con tantas cosas en la vida, pero en el caso de tu poesía -aún sabiéndote, insisto- siempre (o casi siembre, valeee) e-m-o-c-i-o-n-a

FELIZ 2013 Carmen guapaaaaa!!!

marius gabureanu dijo...

Un poema profundo, muy hermoso

Carmen dijo...

Bueno, me alegra oír eso, para qué mentir? jeje... Ya sabes lo que es la poesía para mí (aunque a veces parezca que la abandono, que nunca es cierto, a veces hay que vivir para luego poder escribir y lo bueno es que la vida me gusta tanto como la poesía...)... En fin, que me encanta eso que me dices... Y síiiii, nos tenemos que ver más, que esa apatía que nos lleva a veces a acostumbrarnos a no vernos (me refiero a las personas en general) es un rollazo y hay que vencerla como esa.

Feliz vida para ti, Antonio. Y gracias por estar, no sabes cuántas.... Muackkkk

Carmen dijo...

Hola Marius,

Encantada de encontrarte... Siempre es agradable que alguien "nuevo" se tope con tus cosas y te deje unas palabras.

Muchas gracias.

Carmen