domingo, 12 de agosto de 2007

Dale recuerdos al tiempo

Quise reencarnarme en un trazo
que dividiera en dos la perfección
de los abecedarios.
Dale siempre recuerdos al tiempo de mi parte
porque, con una sola letra,
levantó ventiscas en la costumbre
de masticar la noche a solas.
Dile a esa frase sin terminar
que multiplique el efecto sonoro
de nuestro yo más incompleto.
No es suficiente recrear palabras
para acallar el ritmo
de unas horas que sólo dibujaron carencias.
Y, de nuevo, trazar interrogantes
ante ese porvenir de aguas saladas
que no anuló el efecto de los jueves.
- Huir, tarde, de las sombras.-
Dile al diptongo de mi boca sobre tu boca
que traduzca el sabor de mi saliva
en el trazo imposible de un mañana.

2 comentarios:

Nautna dijo...

Quise reencarnarme en tus letras
en tus jueves
en tus mañanas
- huir, tarde, de las sombras-

Quise reencarnarme en una de tus fotos
en uno de tus libros
en uno de tus fados
en el cojín del olvido
en el sofá del pecado...

un beso Carmen

Un placer leerte

aprendo leyéndote....

echo de menos tus letras en algún sitio....

carmen iglesia dijo...

Me alegra verte por aquí después de la vuelta a la vida normal.. Un beso y gracias.