viernes, 2 de julio de 2010

Ruidos

Mantente cerca y habla, dime cosas,cuéntame pájaros y libros,sé balada y dialecto,hazte tacón en mis zapatos,
invádeme con ruidos.
No te calles el hueco ni la muerte,dilo todo, también lo que no existe.Regálame la vozporque sólo en tu boca soy leyenda.

8 comentarios:

Ramiro Jiménez dijo...

No soy tan buen músico ni tan buen compositor, pero si musicalizaría su hermosa poesía.

Carmen dijo...

Seguro que eres mejor músico de lo que se merecen estos ruidos... mil gracias por leer.

ciento15 dijo...

Tus flechas exactas, tus balas, me provocan bailar, juntarme con estrellas solo para embriagarlas. Son tus extremos, tus aparentes dicotomías las que forman un fantástico universo, demasiado cotidiano, demasiado mágico. Es que me estremeces, y ya, tu musica hace a mi interior danzar.

Desconcierto dijo...

¿ves? es fácil venir aquí, nunca defrauda lo que encuentras.

y que fácil parece escribir cuando te leo...

un beso Carmen

Carmen dijo...

Ciento, tus comentarios son un poema en si mismo... Mil gracias por seguir viniendo.

Carmen dijo...

Seguro que más de una vez lo hago y me gustaría también saberlo, Antonio. Ya sabes, con la críticas se crece...

Besooooo

Desconcierto dijo...

Pues me repito entonces...nunca defrauda ninguno de tus poemas, nunca...al menos a mi. Y son ya 'unos cuantos' los que te he leído.

Si que es cierto que tuviste una etapa -y te lo dije y me 'quejé'- en que, si bien me gustaba lo que escribías, no entendía el fondo del poema, no era para mi tan directo, tan cotidiano, tan real como me tenías acostumbrado, no le sacaba partido, el juego de palabras perfecto, imágenes para quitarse el sombrero, pero no me transmitía lo que siempre me transmitía...son etapas...pero nunca defraudan, nunca.
Ya sabes, siempre estoy aquí...

más besos.

Carmen dijo...

A veces no elegimos como escribimos, o sí, no lo sé... supongo que todo lo que intentamos reflejar forma parte de un aprendizaje y tú sigues conmigo en él. Gracias. Besos, Antonio.