jueves, 27 de enero de 2011

Gente Feliz


10 comentarios:

Miguel Iñiguez dijo...

Senciallamente precioso, Carmen.

Aunque no deje comentarios, sigo tu blog y la verdad, yo diría que lo de moderadamente feliz te identifica un poco. Un mundo para exigirle, tan solo un poco

Un besote

Miguel

estrella dijo...

Buenas noches Carmen!!

Creo que yo también me incluyo,en esa gente moderadamente feliz.

No creo que deba pedir más,tal y como está el mercado

Me ha gustado la canción
Un besito,guapa!

Carmen dijo...

Ey, Miguel... qué alegría... Ya sabes, si no decimos que estamos no lo podemos saber así que gracias por contarme... Y, bueno, respecto a la felicidad creo que fui demasiado -no sólo moderadamente- feliz durante un tiempo muy prolongado de mi vida y ahora, sencillamente, lo estoy pagando...

Un besote.

Carmen dijo...

Ser moderadamente feliz está genial, Estrella... lo malo es la gente extrema como yo, que lo quiere todo, todo absoluto...

Besote,guapa.

Miguel Iñiguez dijo...

Has hecho de este espacio un lugar irresistible, Carmen. Ello da pie, precisamente, no sé, si será para insistir en esa persecución de felicidad, y aquí estamos, merodeando...

Además he aprovechado para enviar esta entrada a mis contactos, con referencia al blog y a la entrada, con tu permiso.

Gracias a la música y a las canciones; parecen que van tirando de ese finísimo hilo

Un besote

Miguel

Desconcierto dijo...

Canción de sus "pequeños placeres domésticos"

Buen gusto el tuyo Carmen...

Gracias...siempre es bienvenida la música.



Cuando se encienden las luces del patio,
y cada uno se entrega a sus vicios privados, yo pienso en ti,
cuando un teléfono suena en el piso de al lado,
y los periódicos arden como arden los años
yo solo sé pensar en ti,
ahora que estas de viaje de placer por aqui,
ahora que somos de nuevo gente de provincia...

Que saca la basura los dias impares,
que ponen comillas en "sus vidas normales",
que limpian las manchas de poesía y sangre del edredón,
gente sanando el sol en el balcón,
usando lejía y salitre para limpiar la cocina de la decepción,
gente valiente que tiene miedo a morir,

gente moderadamente feliz....

Cuando mezclamos la lluvia con ibuprofeno,
y nos comemos la boca pensando en dinero, yo solo creo en ti,
ahora que tengo los medios me faltan las ganas,
ahora que somos vecinos bajando las persianas.

Ahora que tengo los medios me faltan las ganas,

ahora que cierro los párpados y abro la ventana...

Saco la basura todos los dias,
pensando en números de lotería,
limpio la manchas de palabrería del edredón,
como gente que odia madrugar,
que friega el salón con un chorro de paciencia y agua de mar,
gente valiente que tiene miedo a morir y a que se mueran los demas,

gente moderadamente feliz...

Carmen dijo...

La música, las películas, los libros... nos obligan a reflexionar sobre ese tipo de cosas que el día a día "tapa"... Si le preguntas a alguien si es feliz se le suele poner cara de pez, jeje... Creo que no queremos ni siquiera pensar en ello... Nosotros seguiremos dándole vueltas aunque sirva de poco...

Gracias por regresar, Miguel.

Besote.

Carmen dijo...

El buen gusto no es mío, Antonio... Alguien me regaló esta canción y me encantó... En este tema tú y "otro" me dáis mil vueltas así que yo encantada de que me enseñéis... disfruto...

Un beso.

Lobo dijo...

"Otro" jajaja
beso.

Carmen dijo...

"Otro tú", jeje...

Beso