martes, 27 de enero de 2009

Vivir

No creí que fuera a ser tan duro... En cierta medida es como un divorcio. Sabes que tienes que hacerlo pero te sientes como una maldita perra cuando por fin te decides... Desolada y desamparada. Llena de cicatrices. Impotente... Parece mentira que haya gente que se pasee por el mundo sin "sufrir" ningún percance y que a otros nos toque sufrirlos todos... Parece mentira también que, encima, nos queden ganas de reír y casi de disculpar a la vida por ser, a veces, tan jodidamente cruel. Y subsistir siempre... dejando jirones por el camino... No sé, tal vez el secreto consista en lograr salir indemne de toda esta basura... Tal vez a eso le llamen vivir.

8 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Tal vez, Carmen.. la basura siempre ha estado ahí, y no siempre en contenedores...

Un abrazo muy fuerte.

Marian

víctor vergara dijo...

¿Te has divorciado alguna vez? ¿algunas veces? Ummmmm, ¡bien guardado tenías el secreto!... :)
Yo me divorciaba a menudo pero ya no me atrae tanto :)

Si, la vida a veces es bastante puñetera.
Y a todo esto, ¿Y quién es la vida?
Se podría decir que la vida es ese conglomerado informe de cosas que nos suceden cada día.

Bueno, pues he notado de vez en cuando sucede algo bueno que nos distrae una buena temporada.

SEGUIMOS.
UN BESOABRAZO.

Carmen dijo...

Siempre ha estado y estará. Lo único que se puede hacer es alejarse de ella cuánto más mejor...

Un besote... Y gracias.

Carmen dijo...

Hola Víctor, sólo una vez... jajaja... y era muy joven lo que debí haber hecho era no casarme... En fin... que sí, que la vida también nos trae cosas magníficas y personas magníficas. Estos días es que he estado inmersa en mucha mierda pero, afortunadamente, ya pasó...

Seguimos, claro.

Un beso.beso.

Billy MacGregor dijo...

Este me gusta, me gusta mogollón.

Carmen dijo...

Me alegra que te guste, Billy... aunque no es un poema... más bien un estado anímico que, afortunadamente, se va mitigando...

Me encanta verte por aquí.

Bletisa dijo...

Pues tiene razón Billy, es un poema Carmen.
¡A vivir que son dos días.. a veces muy puñeteros pero en fin!

Un beso Carmen

Carmen dijo...

Hola Amparo, no es un poema... Nadie mejor que tú para saber eso... Pero es un estado anímico que, repito, se va pasando...

Un besote,

Carmen