lunes, 8 de marzo de 2010

Lo especial


Lo especial es la honestidad, la constancia, la generosidad, la compasión, no es especial el raro, a veces, sin embargo, lo es el desvalido, el que más normalidad aparenta, el que demuestra a lo largo del tiempo su capacidad de ser y estar. Porque lo único realmente difícil es "permanecer". Es fácil ser especial un mes, un rato, una hora, un día, un año... Y hace mucho que yo ya sólo creo en lo que permanece, en lo que empieza a suceder despacio y, a pesar de todo, sigue sucediendo. Respecto al resto, soy completamente atea.

8 comentarios:

Desconcierto dijo...

buena entrada ésta de hoy lunes:

si lo llevo a la música...es fácil sacar un pelotazo de canción, que todos la canten, la tarareen (booooooooooooombaaaaaaaaaa!!!!) …pero qué difícil es estar, por ejemplo, 30 años en el panorama musical, aunque no se haga mucho ruido. Me viene a la cabeza algún grupo/banda así.

Estás muy filosófica últimamente…alternando poemas y pensamientos-sin-versos…me gusta.

un beso y un abrazo

Carmen dijo...

Pasa con la música, pasa con la literatura, con el cine y hasta con las personas... Filosófica petarda???

Un beso,

Carmen

Desconcierto dijo...

petarda?????? de eso nada....

has abierto más el blog...es un espejo, una almohada,un cortometraje, un hombro, un diván, una calle, un bar...tú

Carmen dijo...

Es que es mejor así, yo no soy sólo poesía, de hecho, la mayoría de las veces soy prosa...

Enfero Carulo dijo...

Todavía con el olor de la pólvora en la nariz y llegando desde un lugar donde se habla de impermanencia... ¡qué curioso es el instante!

Tus reflexiones son joyitas dejadas caer como ese guante sumamente femenino que espera ser atrapado.

Y yo lo cojo.

Un abrazote, Carmen, qué alegría leerte una vez más.

Carmen dijo...

Alegría me da a mí verte otra vez, Alicia. Es verdad, las Fallas quizás sean lo contrario a la permanencia, también el instante tiene su valor, aunque a la larga, sea un valor relativo... Besazos, guapa. Me encantó tu vuelta.

cara dijo...

Parece que hemos cambiado

Carmen dijo...

Nada ha cambiado, pero tiene gracia este peregrinar tuyo por el blog, buscado como pillarme, jajaja... Nadie cuestiona el valor relativo del instante, valor, sin embargo necesario.. De todas formas me da que aunque habláramos mil años somos de esas personas que no nos entenderíamos... jeje.